Tres que decidieron esperar afuera de la cooperativa del PJ: Paredes Urquiza, Bosetti y Beder Herrera

En el Gobierno de La Rioja, sus funcionarios, antiguos dirigentes de renombres en el peronismo, hoy solo son simples empleados a tiro de un decreto de la Casa de Gobierno.

Muchos cobraron sus facturas políticas en el inicio de la gestión de Ricardo Quintela, un hombre sin grandes problemas, salvo sus propios errores mediáticos y que se fueron al otro extremo por la fría relación con el gobierno nacional.

Más allá de eso, toda la dirigencia peronista cobra un sueldo del Estado y se transformó en personal contratado de la cooperativa peronista. En ese grupo van desde detractores hasta los más fieles quintelistas. Como ya se dijo, Quintela lo hizo.

La cooperativa Justicialista es la que diseñó Carlos Menem cuando llegó tres veces a la Gobernación de La Rioja hasta que se fue a Buenos Aires como presidente, y luego empezó a pasar de mano en mano hasta llegar el actual gobernador.

Bernabé Arnaudo, Ángel Maza, Luis Beder Herrera y Sergio Casas, entre otros, han sido los titulares del consejo de administración del poder político riojano.

Hoy dentro del peronismo hay dirigentes que fueron candidatos en las últimas elecciones provinciales, en octubre, que decidieron quedarse afuera y esperar la evolución de la administración quintelista.

Uno de ellos es Alberto Paredes Urquiza, ex intendente de la Capital y polifuncionario de los gobiernos de Maza y Beder Herrera. Su espacio paredista está recluido en la vereda del frente del Partido Justicialista.

El ex jefe comunal habló con el secretario general de la Gobernación, Armando Molina, por las reformas judicial y política, previo a la pandemia. Se abrió una puerta para el manejo de algunos aspectos reformistas, pero luego se desvaneció.

Como así también Néstor Bosetti, ex vicegobernador y ministro en la administración bederista. Tiene una particularidad, el neo-quintelismo (ex mazistas, ex bederistas y ex casistas) lo acusan de todos los males de Quintela.

Hasta solicitadas han firmado por un supuesto acuerdo con la jefa comunal de Juntos por La Rioja, Inés Brizuela y Doria. Bosetti les contesta por sus redes sociales, ya que está muy centrado en su distribuidora de alimentos.

Otro es Beder Herrera, el padre de la criatura. Pasó por todos los cargos de poder en la provincia y tuvo más presencia que el propio Menem en La Rioja.

El ex candidato a gobernador le enrostró al quintelismo que gracias a sus 50 mil votos pudieron llegar a la Gobernación. Si eso no pasaba, hoy el senador radical Julio Martínez sería quien maneje los destinos de la provincia. El famoso divides y reinarás en la provinca.

Beder Herrera habla con Quintela cerca de la Residencia Oficial y hasta cuando están en el campo. El ex diputado nacional se preocupó por la situación financiera y es quien tiene el nexo directo con el Instituto Patria de Wado de Pedro, Máximo Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Detrás de esa trilogía existen otros ex intendentes y ex diputados que no están hoy dentro de la cooperativa peronista, como ex jefe comunal de Sanagasta, José Aparicio.

Aconsejados o por decisión propia decidieron no tirarse a la pileta en el inicio de la gestión, ya que la torta era pequeña para tantos comensales.

Ahora se adelantaron los tiempos en el peronismo y especialmente en el gobierno de Quintela, sin interlocutor en la Presidencia de Alberto Fernández, que llevará a mover fichas en el Consejo Provincial del Partido Justicialista (hoy presidido por Casas) y hasta en los pasillos de la Casa de las Tejas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s