Sanidad acordó una suba salarial de 50% por seis meses

A contramano del esquema de acuerdos por trimestre que consagraron las últimas negociaciones, aunque incorporando la actualización mensual de los salarios, la Federación sindical de Sanidad acordó este lunes con las cámaras empresarias de prestadores de servicios de salud, clínicas, sanatorios y hospitales un incremento salarial escalonado de 50% por seis meses, que se financiará con una suba en las cuotas de la medicina privada.

El entendimiento entre el gremio que conduce Héctor Daer, uno de los miembros del triunvirato de conducción de la CGT, y la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) fijó que la suba salarial se aplicará para el período abril-septiembre (se adelantó un mes la vigencia de la paritaria) y se instrumentará en 6 cuotas mensuales: 9% en abril, 9% en mayo, 8% en junio, 8% en julio, 8% en agosto y el 8% restante en septiembre.

Ese mismo mes los representantes sindicales y empresarios volverán a reunirse para negociar el aumento que regirá desde octubre, como estableció la cláusula de revisión establecida en el acuerdo.

El nuevo incremento beneficiará a más de 220.000 trabajadores de sanidad y llevará el básico de convenio de la categoría de enfermero de los actuales $ 195.000 a $ 255.000 una vez que se completen todos los tramos del aumento, según fuentes de la negociación.

La recomposición acordada para el personal de Sanidad se trasladará a partir de junio al monto de las cuotas que las prepagas cobran a sus clientes.

Así quedó establecido en un entendimiento adicional que la FAPS, en representación de cámaras como ADECRA, CEDIM. CEPSAL, Confeclisa, CADIME, AAEG, AISAME, FEM y AHC, suscribió con empresas de medicina privada y las autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) por la cual se acordó «modificar el porcentaje de traslado (del aumento salarial) al 92% como mínimo» y en base al Indice de Costos en Salud que informa el organismo estatal.

Además, según indicó la FAPS en un comunicado, mediante ese acuerdo se dispuso también que el PAMI adicionará un 16% en su prepuesto destinado al financiamiento de las subas de las prestaciones por efecto de las paritarias, que se sumará a la previsión inicial de 60%. «Con esta garantía de financiamiento es que llegamos a un nuevo acuerdo de la paritaria 2023″, indicó la entidad empresaria.

El cierre de la paritaria de uno de los principales jefes de la CGT se diferenció del esquema sobre el que decidieron avanzar la mayoría de los gremios de la central obrera que ya cerraron sus acuerdos o lo harán en las próximas semanas: acuerdos cortos de hasta tres meses con aumentos promedio de 20%.

Justamente el último viernes, a la par que el Indec difundió el 7,7% que registró la inflación de marzo, acumulando 21,7% en el primer trimestre del año, dos de los gremios más importantes de la actividad privada, los de Comercio y la Uocra, que agrupan a cerca de 1,6 millones de trabajadores, anunciaron el cierre de sus respectivas paritariarias bajo ese esquema.

El Sindicato de Empleados de Comercio, que comanda Armando Cavalieri, firmó un incremento de 19,5% para el trimestre abril-junio que se instrumentará en tres tramos no acumulativos iguales de 6,5% y llevará el sueldo básico de la actividad a $ 220.000, una vez que se complete la totalidad del aumento.

A su vez, la Unión Obrera de la Construcción, el gremio liderado por Gerardo Martínez, acordó con la Cámara de la Construcción una primera recomposición trimestral en el marco de la paritaria sectorial que alcanzará el 22% y también se implementará en tres cuotas: 10% desde abril, 8% en mayo y el 4% restante con los sueldos de junio.

Los dos acuerdos replicaron el modelo consagrado un par de semanas atrás por el sindicato de la UOM en la negociación de la industria metalúrgica, donde se estableció un incremento salarial escalonado de 18,8% por un período de tres meses.

La apuesta por suscribir aumentos trimestrales con subas que se aplican mensualmente, lo que abre la puerta a una especie de indexación mensual de los salarios que replica la evolución de la inflación, supone -además- un distanciamiento de la idea original del ministro de Economía, Sergio Massa, que pretendía encorsetar las paritarias en una pauta del 60% o dos acuerdos semestrales de 30%.

Para no perder terreno frente a la suba de precios, los gremios optaron por avanzar con un esquema de revisiones casi permanentes.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s