Según una encuesta, Cristina lidera el espacio sobre Alberto Fernández

El 48,7% de los que eligieron al Frente de Todos considera que la vicepresidenta lidera, mientras que el 39,9% señala al Presidente; la duda desaparece del otro lado de la grieta

La vicepresidenta Cristina Kirchner es quien lidera el espacio del Frente de Todos, por sobre el presidente Alberto Fernández. Así surge de un reciente estudio del Grupo de Opinión Pública (GOP) y la consultora Tres Punto Zero, enfocado en los liderazgos dentro del oficialismo y la oposición. Entre los votantes oficialistas, esa conducción es de la expresidenta aunque un núcleo no menor señala a Fernández como líder. Para los adherentes a Juntos por el Cambio, el mando de Cristina en el Frente de Todos está más definido y Fernández queda relegado.

Entre los votantes del Frente de Todos, el 48,7% menciona como líder del espacio a Cristina Kirchner, mientras que un 39,9% afirma que la jefatura la ostenta el Presidente. Ese liderazgo está más definido a favor de la vicepresidenta fuera de este núcleo. Entre los votantes de Mauricio Macri, el 87,2% consideró a Cristina la líder del Frente de Todos y solo el 2,5% señaló a Fernández. Para el 83,4% de los votantes de Roberto Lavagna relevados, el liderazgo del Frente de Todos es de la vicepresidenta, contra el 7,7% que apuntó a Fernández.

La preponderancia de Cristina Kirchner parece eclipsar al Presidente, aunque también puede haber una explicación desde las propias características presidenciales. Para Shila Vilker, directora de Tres Punto Zero, hay “un poco y un poco” de estos factores. “El Presidente asumió en esa ambivalencia y con el desafío de sobreponerse al hecho de ser un candidato señalado con el ‘dedazo’ de Cristina Kirchner. Así que la dificultad y la incógnita de si podrá o no imponerse sobre ella, que es el centro gravitatorio, se arrastra desde el origen”, analizó.


Raúl Timerman, director de GOP, marcó que influyen ambos factores, y evaluó: “Cristina tiene características de liderazgo muy particular. Nunca reconoció otro jefe que no sea Néstor Kirchner. Cuando Kirchner fallece, ella pasa a ser la jefa del espacio. Cristina no tiene amigos ni pares en su gobierno, tiene solo subordinados. En el caso de Alberto Fernández, él nunca lideró un espacio político, siempre actuó para otro. Su experiencia de gobierno es como jefe de Gabinete y eso condiciona su conducta hoy en día”.

Cuando el estudio se enfocó en el análisis sin diferenciar las preferencias políticas, el 64,5% de los consultados contestó que el liderazgo del Frente de Todos le corresponde a Cristina, mientras que el 19,3% señaló que lo tiene Fernández. La diferencia se amplió en la población de clase media. En este segmento, la vicepresidenta fue considerada líder del espacio por el 69,4%, y Fernández, por el 14,4%.

Por detrás del Presidente en el ranking de liderazgo aparece el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, con 1,5%. Con niveles menores a un punto, siguen en la lista Máximo Kirchner, Sergio Massa y Santiago Cafiero.

“Es claro que los liderazgos se construyen. Cristina Kirchner viene construyéndolo desde hace años y se ha mantenido como líder, aun cuando Macri ganó las elecciones [de 2015]. Con Macri se da algo parecido. Ha tenido una carrera ascendente. Cuando él pierde ante los Fernández, tiene de segundo a [Miguel] Pichetto y queda liderando su espacio. Ninguno de los dos [por Macri y Cristina] pierde la centralidad en el espacio del otro, eso es algo que se ve en la encuesta”, subrayó Timerman, en diálogo con LA NACION.

Vilker destacó que “un centro gravitatorio es una fuerza con capacidad para ordenar el espacio”. En ese sentido, profundizó: “Cristina sigue siendo el centro gravitatorio de la política argentina. Mauricio Macri es, naturalmente, la contrafigura de Cristina. Y hasta el momento, ninguno de los liderazgos emergentes en Juntos por el Cambio ha logrado ocupar ese lugar”.

Para la directora de Tres Punto Zero, tienen un rol importante tanto “el estilo del Presidente como algunas idas y vueltas en materia comunicacional” que, “sin lugar a dudas, corroen el liderazgo”.

“Cabría señalar un elemento adicional para explicar la naturaleza del vínculo entre presidente y vice, y el liderazgo en el FDT. Ese elemento se responde con una pregunta muy simple: ¿De quién son los votos?”, indagó Vilker.


En el estudio se analizan también los “liderazgos demandados”, es decir, qué dirigente debería encabezar cada espacio, más allá de los que ejerzan esa función actualmente. En el caso de los votantes del Frente de Todos, el 42,8% consideró que debe ser la vicepresidenta, mientras que el 28,1% eligió al Presidente. Cuando ese interrogante se amplía al “total del padrón”, el resultado se empareja notablemente: 18,7% y 16,2%, respectivamente. “Cuando vas adentro de lo que votaron Frente de Todos, el 43% dice Cristina y el 28%, Alberto. Cristina aún sigue siendo el liderazgo demandado dentro de los votantes del Frente de Todos”, indica Timerman.

El tablero opositor
En Juntos por el Cambio, Macri es visto como el principal referente, aunque a la hora de preguntar por el “liderazgo demandado”, en una disputa pareja el que emerge como líder deseado es Horacio Rodríguez Larreta.

Patricia Bullrich aparece como la tercera opción cuando se consulta por quién lidera la alianza opositora, y María Eugenia Vidal queda en el cuarto lugar.


“En Juntos por el Cambio, el 35% percibe a Macri como líder del espacio, pero el 21% quisiera que fuera Horacio Rodríguez Larreta y solo el 15%, Macri. El líder percibido no es el demandado. Es el período de transición, cuando el liderazgo pasa a manos de Larreta aunque no totalmente. Es natural que Vidal haya quedado relegada, porque ha desaparecido. Reaparece ahora con su libro e indefiniciones sobre si será o no candidata”, sostuvo Timerman.


El puesto relegado de Vidal en el sondeo tiene una explicación, en la que Vilker y Timerman coincidieron. “A Vidal no se la ve liderando porque eligió correrse. Tras las elecciones de 2019, se abstrajo de la política local. Solo recientemente, en el marco de las nuevas tensiones preelectorales y con las candidaturas en disputa, vuelve a escena con su libro. Es difícil imaginar un liderazgo sin cuerpo, sin presencia, en abstracto. Mientras estuvo ausente, Larreta y Bullrich se posicionaron como referentes”, resume Vilker.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s