Detuvieron al ex titular de la Curtiembre Yoma para cumplir una condena por corrupción

Un juez rechazó su pedido de prisión domiciliaria. Pesa sobre él una pena de cuatro años de prisión por la sustracción de más de ocho millones de pesos que tenía embargados la AFIP

Guillermo Yoma, ex titular de la Curtiembre Yoma, vinculada al fallecido ex presidente Carlos Menem, quedó detenido ayer a la noche para comenzar a cumplir una condena de cuatro años de prisión por el delito de peculado en la sustracción en 2002 de más de ocho millones de pesos que estaban embargados a nombre de la AFIP.

Fuentes judiciales informaron a Infobae que el juez federal Ricardo Basílico rechazó el pedido de prisión domiciliaria que había hecho la defensa de Yoma por cuestiones de salud y aceptó el planteo de la Fiscalía para que sea detenido luego que la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la condena que recibió en mayo de 2015.

Yoma, de 60 años, quedó alojado momentáneamente en una cárcel de La Rioja, provincia en la que vive, a la espera de su traslado a una unidad del Servicio Penitenciario Federal.

Ex titular de la curtiembre que se hizo famosa en los años 90 cuando Menem era presidente de la Nación y que fue vendida a la compañía brasilera CBR, Yoma alegó problemas de salud que contraindicaban que sea detenido en una cárcel. Explicó que padece diabetes tipo II, hipotiroidismo, dolor precordial, sobrepeso, entre otras enfermedades, y que desde el 2017 hace un tratamiento psiquiátrico. Así pidió la detención en su casa.

Por su parte, los fiscales Diego Luciani y Nicolás Czizik solicitaron el viernes pasado la detención de Yoma para que empiece a cumplir la condena. Explicaron que la ejecución de una condena se puede suspender solo cuando exista riesgo de vida para la persona, lo que debe ser acreditado por peritos de oficio y que en este caso no está acreditado. Además se puede hacer una vez que sea detenido.

El juez Basílico compartió el criterio de la Fiscalía. “El cuadro de situación descripto hasta el momento, no permite asegurar que el estado de salud del condenado Yoma revista las características de gravedad que impida el cumplimiento de la pena ya firme”, sostuvo.

El magistrado ordenó que el empresario “sea examinado por miembros del Cuerpo Médico Forense e informe sobre las dolencias que padece, tratamientos que requiere, y si estos pueden llevarse adelante en contextos de encierro”. Basílico aclaró que la detención de Yoma la dispuso “sin perjuicio de que posteriores informes ampliatorios del estado de salud del condenado, permitan tener otro cuadro de situación medica que arrojen elementos que puedan tenerse en cuenta con posterioridad”.

El caso

Yoma y el fallecido o juez en lo Penal Económico Carlos Liporace fueron condenados en mayo del 2015 por el Tribunal Oral Federal 5 a cuatro años de prisión por el delito de peculado. Fueron encontrados culpable por el manejo irregular de 8.544.050,73 de pesos que estaban en una cuenta bancaria de la AFIP. Además de la pena de prisión se les impuso la devolución del dinero.

Era plata embargada por un presunto fraude de la Curtiembre Yoma en reintegros del impuesto al IVA por exportaciones. El dinero estaba a cargo de la justicia de La Rioja que llevaba el concurso de la empresa pero Liporace, que tenía a cargo otra causa contra Yoma, solicitó la disposición del dinero. Una vez que lo recibió se lo transfirió a una cuenta de la curtiembre. El 17 de julio de 2002, Yoma cobró el dinero con un cheque. Fue antes que la Cámara en lo Penal Económico anulara la decisión de Liporace.

La Cámara Federal de Casación confirmó en marzo de 2015 la responsabilidad de Yoma y Liporace en los hechos pero entendió que los montos de las penas no estaban justificados y ordenó que se analicen nuevamente. Eso hizo el Tribunal Oral Federal 4 en junio de 2017 y ratificó los cuatro años para ambos.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el 29 de abril pasado la última apelación que Yoma y así su condena quedó firme y en condiciones de comenzar a cumplirse. Ahí su defensa pidió la prisión domiciliaria que fue rechazada y el empresario detenido en una cárcel común.

Además de la detención, otro aspecto de la condena es el decomiso de los 8.544.050,73 de pesos que la justicia determinó que fueron recuperados ilegalmente por la curtiembre. Será un análisis que ahora vendrá en el expediente sobre cómo obtener el dinero de los bienes de Yoma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s