El aumento efectivo de la jubilación mínima será de apenas $ 1.000

Es porque los jubilados están cobrando un bono de $ 1.500 hasta mayo y la suba de 12,12% a partir de junio representa $ 2.500.

Para los 2,7 millones de jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, el aumento del 12,12% que comenzará a pagarse a partir del 1° de junio y hasta el 31 de agosto absorbe el plus o bono de $ 1.500 que cobraron en abril y están cobrando en mayo.

Esto significa que el 12,12% se aplica sobre el haber mínimo de marzo ($ 20.571) sin contar los $ 1.500 de cada mes. Así, en junio, julio y agosto la jubilación mínima será de $ 23.064.

Los que cobran la jubilación mínima ($ 20.571 brutos) percibieron en abril y ahora en mayo un total de $ 22.071 ($ 20.571 + 1.500). En junio cobrarán $ 23.064, un 4,5% más. Representa un aumento efectivo de $ 1.000 mensuales durante 3 meses.

También para las 1,4 millones de pensiones no contributivas (que reciben 70% del haber mínimo) y 170.000 PUAM-Pensión Universal al Adulto Mayor (80% del haber mínimo), al dejar de percibir los $ 1.500, el aumento efectivo ronda entre $ 250 y 400.

Los bonos se otorgaron porque el aumento del 8,07% en marzo resultaba insuficiente frente a la inflación trimestral pasada (11,34% en el cuarto trimestre de 2020) y la que se proyectaba para el primer trimestre que, luego, el INDEC informó que fue del 13%. Entonces el Gobierno aseguraba que con el bono la mayoría de los jubilados y pensionados le ganaría a la inflación.

¿Qué pasó?

Con el 8,07% y los bonos los jubilados y pensionados con haber mínimo en abril y mayo acumularon un alza del 16%. Aún así, el haber mínimo está siendo inferior a la inflación porque se descuenta que enero-abril la suba de los precios superaría el 17% (el dato de abril se conocerá el jueves 13) y a mayo podría ser mayor al 21%.

Si, además, se agrega una moderada inflación en junio (3%), en los primeros 6 meses de este año la suba de los precios podría rondar el 25%. Y todas las jubilaciones y pensiones, incluida la mínima tendrán una mejora nominal del 21,2% (8,07% + 12,12%). Casi 4 puntos menos.

Pero la inflación seguirá su curso en julio y agosto, mientras las jubilaciones y pensiones no tendrán ninguna variación porque el próximo aumento arranca en septiembre. En agosto, la inflación podría superar el 30% y los haberes seguirán con una suba acumulada del 21,2%.

Para los que cobran por encima del haber mínimo, la pérdida no tiene precedentes. Como el resto de las jubilaciones y pensiones perdieron en 2018/2019 frente a la inflación el 19,5%, en 2020 tuvieron aumentos hasta casi 12 puntos menos (24,3% vs 36,1% de inflación), recibieron 8,07% versus 13% de inflación en el primer trimestre y hacia agosto podrían acumular una pérdida del 7%.

La ley de movilidad no contempla ninguna compensación por inflación, pero no impide que el Gobierno otorgue bonos extraordinarios a todos o a una parte de los jubilados y pensionados. Esto empezó a discutirse en el Gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s