En 10 años, los alimentos subieron hasta 3.100% en los almacenes y el salario mínimo solo 1.074%

Así lo muestra un informe del Centro de Almaceneros de Córdoba. También quedaron rezagadas las jubilaciones. Cuáles fueron los productos que más subieron o bajaron, medidos en dólares.

Un estudio elaborado por el Departamento de Estadísticas y Tendencias del Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba muestra con claridad el impacto que tiene en el poder adquisitivo la inflación estructural que arrastra la Argentina.

En concreto, la entidad analizó los precios de 19 productos que integran la Canasta Básica Alimentaria a abril de cada año en la última década, y comparó la variación que tuvieron con la evolución del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) y de la jubilación mínima.

En general, el Centro de Almaceneros relevó un aumento promedio de 2.413 por ciento en estos alimentos “esenciales”, pero hubo algunos que llegaron a superar el 3.000 por ciento, como la batata (3.483 por ciento), la carne vacuna (3.152 por ciento) y la yerba mate (3.102 por ciento).

El salario mínimo, en cambio, se actualizó solo 1.074 por ciento en el mismo período, de 1.840 pesos a 21.601 pesos. Y a la jubilación mínima le fue mejor, pero tampoco le alcanzó para alcanzar la espiral inflacionaria: se incrementó 1.575%, de 1.227,78 pesos a 20.571 pesos.

La comparativa de la entidad cordobesa también se realizó valorizada en dólares, tanto con el tipo de cambio oficial como con el valor “blue”.

Aquí también se observa cómo hubo una brecha entre los precios y los ingresos: mientras los alimentos acompañaron la evolución del dólar, con un incremento del 3,3 por ciento en dólares “oficiales”, los ingresos quedaron rezagados: la jubilación se achicó 31,1 por ciento en la moneda estadounidense y el SMVM, 51,7 por ciento.

La suba de los materiales de construcción no para: cuántos sueldos se necesitan para una casa de 100 m2
“El estudio evidencia que en Argentina todos los alimentos de alta rotación –y no sólo los transables (commodities)– se mueven de manera sincronizada con el ritmo del dólar. Argentina vive continuamente bajo un efecto “passthrough”; es decir, que cada suba del tipo de cambio, impacta de manera directa en los precios al consumidor”, remarca el Centro de Almaceneros.

Y completa: “Este fenómeno, dolencia crónica de nuestro país, alcanza un nivel inusitado de gravedad en el marco de una economía maltrecha hace tiempo y acorralada por una crisis sanitaria a nivel mundial”.

INFORME COMPLETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s