Cada vez más gente quiere que el Gobierno “pierda las elecciones”

Lo muestra un estudio de Giacobbe. Cuántos desean un triunfo K y cómo evolucionaron los números.

Jorge Giacobbe fue el primer consultor en medir el pulso electoral para las legislativas de este año. Lo hizo a mediados del 2020, cuando la agenda estaba monopolizada por la pandemia de coronavirus. Planteó una sola pregunta para ir dilucidando el parámetro más básico: ¿la gente quiere que el Frente de Todos/Gobierno gane o pierda las elecciones? Entonces, ambas variables debutaron parejas. Pero hoy el oficialismo se encuentra en un momento complejo: cada vez son más los que desean una derrota K.

Giacobbe es uno de los analistas con más presencia en los medios. Fue panelista fijo en algunos programas y lo consultan habitualmente en radio y TV. Como consultor, viene publicando sondeos nacionales quincenalmente. En 2019, como el grueso de los encuestadores, quedó lejos en sus pronósticos.

“¿Cuál es su posición frente a las próximas elecciones legislativas de 2021?”, repitió como pregunta electoral en su último trabajo, de 2.500 casos relevados entre el 26 y el 28 de abril, se difundió días atrás.. Y los que quieren que pierda el Frente de Todos/Gobierno tocaron un pico de 59,2%. En junio del 2020, el primer testeo, sumaron 42,9%. Es decir, crecieron cerca de 26 puntos en sólo un año.

Del lado de enfrente, los que quieren un triunfo oficialista, llegaron ahora al 28,9%, unos 8 puntos por debajo del parámetro inicial. Completaron los “me da lo mismo” (10,9% en el último estudio, 18,9% en junio 2020) y los “no sabe/no contesta” (casi sin cambios, en torno al 1%).

Así, si se observan otras encuestas nacionales difundidas en las últimas semanas, el piso del oficialismo está en unos 30 puntos, lejos de aquellos 48 con los que Alberto Fernández y Cristina Kirchner ganaron la última elección presidencial.

Los casi 60 de la oposición se descuenta que son en su mayoría de Juntos por el Cambio, aunque la dispersión de ofertas en el espectro anti K hacen imposible prever hoy un resultado para estas elecciones 2021.

La confirmación de las PASO, así sea con un mes de postergación (se correrán de principios de agosto a principios de septiembre), configura un buena noticia para la principal alianza opositora. ¿Por qué? Porque se supone que entre las primarias y la general (serán el 14 de noviembre) podrá aumentar su caudal captando este deseo de que pierda el Frente de Todos. Es lo que viene pasando en los comicios desde que la grieta se instaló como eje de la disputa política.

De todos modos, como vienen aclarando los analistas, las legislativas intermedias se componen en realidad de 24 elecciones locales. Y allí se podrán hacer diversas lecturas sobre el resultado: una mirada nacional, juntando todos los distritos; otra más focalizada en las provincias más grandes (con eje sobre todo en Buenos Aires); e incluso una tercera, contando las bancas ganadas y perdidas por cada espacio.

El análisis de Giacobbe

Como parte del informe, Jorge Giacobbe analiza los números de imagen y de intención de voto. Y habla de un escenario llamativamente estable, pese a los vaivenes de la realidad del país:

  • “Apenas unos días antes del último anuncio (ampliación de la tarjeta alimentaria) la imagen de Alberto Fernández perdía un punto de positiva y ganaba uno de negativa. Podemos decir que desde febrero se mantiene rondando los 27/28% de positiva y los 60% de negativa. Ningún embarque de vacunas lo hace crecer, pero ningún vacunatorio VIP lo hace caer. La familia de productos electorales del Frente de Todos, incluida Cristina Kirchner y Axel Kicillof, transita la misma suerte”.
  • “Resulta contraintuitivo pensar que en medio de una crisis constante las imágenes se muestren estables. Pero puede suceder que ya todos estén en el piso y en el techo de las evoluciones posibles”.
  • “Por el lado de la oposición sucede lo mismo. Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal se mueven por centésimas en un rango de 35- 40% de positiva y 40% de negativa. El único proceso lento pero estable que estamos verificando es el crecimiento de la imagen negativa de Rodríguez Larreta. Hasta fin del año pasado conservaba un tercio de la población en imagen ‘regular’. Ese tercio se descompone por goteo pasando a negativa”.
  • “Lo mismo sucede con el escenario genérico electoral: 28.9% apoya al Frente de Todos versus 59.2% que buscará herramientas para producirle una derrota en las elecciones legislativas de 2021. Lejos de reparar en cómo se van a configurar las cámaras de senadores y diputados, los argentinos iremos a las urnas para acariciar o sopapear al Gobierno. No le busquen la vuelta, no será más que eso”.

Por Eduardo Paladini para Clarín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s