Mendoza ingresó en la nueva “promoción industrial”, tras el cruce con Nación

Luego del reclamo de todo el arco político de la provincia, la Casa Rosada, dio el visto bueno para sumarla al plan de Promoción de Empleo, que bonifica aportes patronales a quien contrate nuevos trabajadores, como se dispuso en el Norte y en San Juan.

Luego de cruces y reclamos a la Casa Rosada por dejar fuera de la nueva “promoción industrial” a la provincia cuyana, finalmente el presidente Alberto Fernández dio el visto bueno para que Mendoza sea incluida en el plan de incentivos que se lanzó para beneficiar a las jurisdicciones del norte del país y San Juan.

Se trata del Régimen de Promoción de Empleo, que les permitirá a los empleadores del sector privado que contraten nuevos trabajadores por tiempo indeterminado acceder a la bonificación de los aportes patronales. En este sentido, se busca llegar a los 1000 nuevos puestos laborales. Asimismo, habrá una línea de financiamiento por $400 millones exclusiva para pymes de Mendoza que realicen inversiones productivas. Esto, luego de un acuerdo entre el gobernador Rodolfo Suarez y el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, quienes firmaron el acta de intención de manera virtual, por la pandemia.

Fue el propio Suarez quien el mes pasado había puesto el grito en el cielo cuando se conocieron los alcances del nuevo programa, con similitudes a la vieja promoción industrial, que décadas atrás golpeó con fuerza la economía mendocina. En este sentido, todo el arco político, incluido el kirchnerismo, alzó la voz contra el Presidente para que Mendoza no se quedara fuera de los nuevos beneficios. Por tal motivo, el mandatario consultó a los asesores letrados del Ejecutivo local e instruyó a la Fiscalía de Estado para analizar el caso y avanzar con acciones judiciales, de ser necesario, mientras se negociaba con las autoridades nacionales. Pues bien, el planteo por haber “discriminado” a Mendoza fue comprendido por el gobierno nacional, que finalmente dispuso incluir a la provincia cuyana.

Así, Suarez acordó con Kulfas, quien la semana pasada anunció que Mendoza participará del plan de incentivo a la economía local, lo que permitirá evitar asimetrías y distorsiones en la región. “La preocupación de la gente, además de la pandemia, es la generación de empleo, que es tan necesario en todo el país. Mi anhelo como gobernador es que sigamos este camino de diálogo. Es lo que la Argentina necesita. Nos interpelamos mutuamente a seguir trabajando para dejar las grietas de lado y trabajar para la gente. Una vez más le doy gracias a todo el equipo”, expresó Suarez. En tanto, Kulfas puso en valor poder “trabajar en una agenda integral para el desarrollo”, ya que con el plan se esperan lograr “1000 puestos de trabajo” en la provincia del oeste argentino, en el sector industrial y agroindustrial. Esto se realizará mediante la entrega de Aportes No Reembolsables (ANR) por $225 millones. En cuanto al financiamiento por $400 millones para pymes mendocinas que realicen inversiones productivas se dispondrá de un tasa bonificada de 22%, en un plazo de cinco años y con un período de gracia de 6 meses. Los créditos estarán disponibles en el Banco Nación.

En marzo, Alberto Fernández había anunciado la reducción de los aportes patronales de hasta 80% para las seis provincias del Noroeste argentino (NOA) y las cuatro provincias del Noreste (NEA), para dar respuesta a viejos reclamos de las pymes de las economías regionales. De esta manera, se avanzó con el plan de estímulo para los nuevos puestos laborales, con una escala progresiva por los próximos tres años. La puesta en marcha de este nuevo régimen lo hizo a través del decreto 191/2021 publicado en el Boletín Oficial para La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy, Salta, Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. Luego se agregó a San Juan, tras la presión del gobernador Sergio Uñac, lo que generó la preocupación de Mendoza.

El plan oficial abarca la reducción de 70% de las contribuciones patronales de nuevas contrataciones a trabajadores varones el primer año, 45% el segundo año y 20% de reducción el tercer año. Asimismo, en el caso de nuevos empleos a trabajadoras mujeres; travestis, transexuales o transgénero, la baja de las contribuciones patronales es de 80% el primer año, 55% el segundo año y 30% el tercer año.

Décadas atrás, Mendoza sufrió en carne propia los efectos de la promoción industrial, que arrancó en La Rioja en 1979 para luego extenderse a Catamarca, San Luis y San Juan hasta 2012. A fines de la década del 90 la Justicia le dio la razón a Mendoza, aunque restaba la definición de la Corte. En esa espera, durante la gobernación de Julio Cobos se llegó a un acuerdo extrajudicial, en el cual se establecía que Nación se hacía cargo de la “obra del siglo”, una megacentral hidroeléctrica en el sur provincial, denominada Portezuelo del Viento, que cuenta con los fondos que envía periódicamente el Estado nacional pero que no tiene certezas de concretarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s