El consumo se recupera, pero muestra “mucho rebote y débil crecimiento genuino”

En lo que va de abril es un 6,6% superior al mismo período de 2019, antes de la pandemia, con un notable aumento de las plataformas virtuales.

El consumo tuvo un crecimiento del 7% en marzo y del 6,6% en la primera quincena de abril en comparación con los mismos períodos de 2019, antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus, aunque el análisis muestra “mucho rebote y débil crecimiento genuino”, de acuerdo con la visión de BBVA.

El indicador de Seguimiento de Consumo en Tiempo Real del BBVA Research comprobó “un marcado repunte en la comparación interanual”, debido a los niveles deprimidos de hace un año, en el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) que redujo al mínimo las actividades consideradas no esenciales.

Eso quedó puesto de manifiesto en la composición del consumo, que en marzo de 2020 tuvo una desproporcionada participación de los gastos en alimentación de casi el 30% de los gastos totales, contra poco más del 20% en marzo de 2019 y un 18% en el mismo mes de 2021.

Esa marcada variación está relacionada con la necesidad de estoqueo que tuvo la población en el inicio de la pandemia y, además, a que gran parte del resto de los consumos (gastronomía, indumentaria, esparcimiento, turismo, etc) quedó restringido o directamente vedado.

El informe del BBVA Research elaborado por los economistas Mario Iparraguirre y Juan Manuel Manías destaca que el repunte de marzo, con un 7% respecto del mismo mes de 2019 y un 28% en comparación con marzo de 2020, “se desacelera en los primeros días de abril”, con un alza del 6,6% en 24 meses, “eliminando el efecto pandémico”.

Asimismo, se advirtió un fortalecimiento del consumo de servicios “hasta un 160% interanual”, aunque aún “se mantienen rezagados en comparación con los bienes”.

Respecto de los servicios, Iparraguirre y Manías indicaron que “la particularidad de la nueva ola de infecciones afecta a este sector, que resulta ser uno de los mayores empleadores”.

En la comparación con los niveles previos a la pandemia, los investigadores puntualizaron que “predomina el efecto de la consolidación de las plataformas virtuales como canales de compras”.

Si bien la tendencia de las compras online mostraba un crecimiento antes de la pandemia, las restricciones a la movilidad y los protocolos sanitarios dispuestos a partir de marzo de 2020 dispararon la utilización de las plataformas virtuales, que en la actualidad muestran un incremento del 42% interanual y del 220% en relación con marzo de 2019.

“A su vez el aumento de los rubros Construcción y Hogar son los que traccionan el resto de los consumos”, indicaron.

En sentido inverso, los sectores más castigados no ya respecto del inicio de la pandemia sino en la comparación con marzo de 2019 son los de Transporte y viajes, con una caída del 75%, Ocio y entretenimiento (-60%), Alojamiento (-37%) y Combustibles (-17%).

En lo que respecta a la movilidad y el monto de los retiros de efectivo, si bien hoy en día representan un 60% de los niveles prepandémicos, muestran una desaceleración en los montos retirados, alcanzando valores similares a los observados a principios de 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s