De domingo a domingo: La Rioja es la más beneficiada con recursos por habitante y siguen los problemas de años

La Rioja ha sido bendecida por la política nacional. Contó con un presidente riojano por más de 10 años y en el período de Carlos Menem fue la provincia que más Asistencia del Tesoro Nacional (ATN) recibió.

Luego llegó el tiempo de los Kirchner y también fue mimada con obras de todo tipo. La Ciudad Nueva, la zona Sur de la capital es gracias a ello.

Es verdad que debió sobrepasar las presidencias de Ricardo Alfonsín, Fernando de la Rúa y Mauricio Macri, que no fueron del mismo signo político de La Rioja.

A pesar de la pandemia, La Rioja sigue sin perder el invicto de recibir mayor cantidad de fondos por habitante en comparación a las demás provincias argentinas.

Durante el primer cuatrimestre de la Presidencia de Alberto Fernández las provincias recibieron $100.000 millones desde la Administración Nacional en concepto de Transferencias No Automáticas (TNA); el 94% de las transferencias fueron destinadas a financiar gastos corrientes mientras que el 6% restante financió gastos de capital.

Según los datos se desprenden de un estudio del Iaraf conducido por Nadín Argañaraz, La Rioja y Santa Cruz son las que registran los niveles más altos per cápita a pesar de que Buenos Aires reciba un monto total mayor.

El trabajo del Iaraf hace notar que las jurisdicciones con menores ingresos perciben un monto mayor de Transferencias No Automáticas per cápita.

La misma conclusión es aplicada cuando se compara las jurisdicciones con baja y alta densidad poblacional.

En términos absolutos, el mínimo lo registra Santa Fe, que recibió $1.169 promedio por habitante, mientras el máximo corresponde a La Rioja con $7.711 per cápita promedio.

Los principales programas financiados fueron “Acuerdo Nación- Provincias Ley 27.260″; “Relaciones con Provincias y Desarrollo Regional” y “Asistencia Financiera a Provincias y Municipios”, respectivamente. El 94% del dinero fue a financiar gastos corrientes.

En cuanto a las Transferencias de Capital No Automáticas, en promedio, cada jurisdicción recibió en el cuatrimestre $130 pesos por habitante destinados a financiar gastos de capital. La Rioja concentró un 30% de las mismas y presenta un monto per cápita 35 veces mayor al nivel medio, que configura el nivel máximo y es de $4.473 pesos por habitante. Esto es causado porque el 97% de las Transferencias de Capital que recibe la provincia son en concepto de “Asistencia Financiera a Provincias y Municipios”.

Los giros realizados bajo este concepto a las demás jurisdicciones son clasificadas como transferencias corrientes, siendo el caso de La Rioja el único donde se considera transferencias de capital. Esto es fruto de los acuerdos federales mediante los cuales la provincia todos los años recibe estas transferencias que en la práctica funcionan como una suerte de coparticipación.

El 80% de las transferencias de capital financian los seis principales programas indicados, incluyendo en primer lugar al que fue mencionado al explicar el caso específico de La Rioja. El segundo programa con mayor participación corresponde a “Recursos Hídricos”, el cual percibió el 17% del total y de los cuales son beneficiarias Salta, Chaco, Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero.

El trabajo se hace en base a información del Ministerio de Economía de la Nación, aunque la realidad riojana es totalmente distinta debido que los problemas actuales son similares al de hace años. Los mismos reclamos del sector de Salud, como así también los docentes y hasta los precarizados del Estado.

Todos los gobernantes tienen el mismo discurso: que La Rioja perdió un punto de copartipación desde la administración provincial de Menem y por ello, no puede despegar. Pero los informes de transferencia de fondos no afirman esa posición oficialista.

Cada gobernador peronista sostiene que La Rioja depende exclusivamente de los recursos nacionales, que llegan, pero aquí nada cambia.

La cooperativa Justicialista del poder provincial tomó una decisión en 1983 y que hoy está viva: que la administración pública será la principal industria de la provincia. De esa forma, el crecimiento de los empleados públicos de planta y aquellos que trabajan en negro.

Eso sí, con magros salarios que oscilan entre los $20 mil y $25 mil y que se ve año a año el deterioro de ese sector social clave de la economía riojana.

“Nosotros somos Nación dependiente. O coparticipación dependiente. Dependemos en un 90% de la coparticipación. Y el otro 10% es lo que nosotros podemos recaudar acá. Si no tienen una mirada especial para nuestra provincia, es difícil que podamos salir adelante”, dijo el gobernador Ricardo Quintela hace un mes atrás.

“Si el Estado no colabora con la provincia nuestra, vamos a tener serias dificultades. No tenemos capacidad de ahorro. Si no tenemos una mano del Estado, va a ser muy difícil”, agregó.

Sin embargo, La Rioja no solo es la más beneficiada en fondos por habitante sino también por la pandemia en los últimos dos meses ha recibido recursos millonarios por el COVID-19, y además el financiamiento completo de los planes sociales nacionales vigentes y lanzados oportunamente, y de fondos específicos que le llegan a todos los gobiernos.

Sin embargo, cada gobernación es la misma historia y hasta los mismos reclamos de años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s